Somos Seres emocionales que aprendimos a razonar

happiness

En la era industrial la razón era la vedette y a diferencia de aquellos días, hoy los científicos acuerdan que somos seres emocionales que aprendimos a pensar y que la emoción puede tener más dominio que la razón sino aprendemos a gestionarlas. Todo argumento explicativo tiene una base emocional. Toda emoción es anterior a la razón. No hay acción humana sin una emoción detrás. Si observás las acciones de los otros en general podés ver sus emociones.

Las emociones colorean tu mundo y muchas veces lo definen. Es esencial conocer sobre ellas, has adquirido de manera inconsciente, esquemas mentales y emocionales de contextos y experiencias.

emotional-intelligence¿Podemos decir que las emociones son conductas inteligentes? Ciertamente creemos que sí, su objetivo es aumentar la supervivencia y el bienestar del organismo y, desde luego, no podemos negar que a lo largo de la historia evolutiva hayan supuesto una ventaja adaptativa. Sin embargo, a medida que el contexto vital del ser humano se ha ido haciendo más complejo, aquellas respuestas inteligentes, pero más o menos estereotipadas, se fueron quedando cortas y fue haciéndose necesaria una mayor flexibilidad cognitivo-conductual que permitiese diferenciar nuevos matices.

Aunque no existe un consenso general sobre la clasificación de las distintas emociones, podemos distinguir una serie de dimensiones a partir de las cuales estructurar la gran variedad de experiencias que se catalogan como tales:

  • Tono o Polaridad: hace referencia a la vinculación de la respuesta emocional con sensaciones que se mueven en un contínuo de placer/desagrado.
  • Intensidad: en general, se considera que todas las emociones son de cierta intensidad, aunque ésta puede verse modulada.
  • Duración: las emociones tienen una duración reducida, con una ventana temporal que va desde los segundos a unos cuantos minutos, siendo en forma de estados de ánimo como éstas se prolongan más en el tiempo.

También existe una diferenciación entre las emociones:two-kids-with-tongues-out

  • Primarias (innatas o universales): entre las que generalmente se cuentan seis: alegría, tristeza, ira, miedo, asco y sorpresa.
  • Secundarias (socioculturales): dentro de esta categoría podríamos encuadrar experiencias como la culpa, el orgullo, la vergüenza, la felicidad o el amor, las cuales, se hipotetiza, podrían ser el resultado de fusiones entre emociones primarias. Estas emociones secundarias adquirirán infinidad de matices en función de las diferentes influencias socioculturales a las que los individuos se vean expuestos. Dependerán, por tanto, de la adquisición de conocimientos en el seno de una cultura (principalmente en las relaciones familiares), y su aparición será más tardía en el desarrollo del individuo.

 

Hoy día se asume que cualquier experiencia emocional posee sus propios mecanismos y correlatos cerebrales que en algunos casos pueden verse solapados (a fin de cuentas, es la pauta general en el funcionamiento cerebral). El conocimiento sobre estos procesos es cada vez más profundo y las nuevas técnicas neurofisiológicas y de neuroimagen están proporcionando nuevos indicios sobre el funcionamiento de los fenómenos emocionales. Tradicionalmente se ha asociado el conjunto de estructuras que conforman el sistema límbico con el sustrato cerebral que posibilita la experimentación de los diferentes fenómenos emocionales, por lo que a dicho sistema se le ha llegado a denominar el cerebro emocional.

Conociendo, aprendiendo y experimentando tus emociones se abren nuevas y mejores maneras de crear el camino. Las emociones son grandes maestras, si las escuchás y no las escondés, te enseñarán acerca de tu sistema de creencias y valores, aquellos esquemas mentales y emocionales que adquiriste de manera inconsciente. Esquemas que podés transformar en cada etapa para vivir mejor.

Todos podemos construir mundos más saludables pero inevitablemente necesitamos conocer y aprender. Veamos la manera de comenzar a articular pedagógicamente, a debatir y poner en valor la educación en el SER. Ella tiene que ser la primera educación, la que deberá, en consecuencia, estar al servicio de toda producción de conocimiento.

 

 

Por Marcela D`AmbrosioMarcela Dambrosio

Live Work & Joy

Coach Ontológica – Especialista en Capital Humano y Ecología Social

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

www.scriptsell.netwww.freepiratemovie.com