5 REMOVEDORES DE ÓXIDO CASEROS Y NATURALES

JEANS COLGADOS

Cuando nos manchamos la ropa con óxido da la sensación que va a ser imposible de sacar. Sin embargo, existen maneras naturales y caseras para eliminarlas, y con productos que solemos usar en casa. Desde Sabe la Tierra siempre preferimos que uses productos caseros antes de algunos del mercado que perjudican el medio-ambiente. Encima es más económico! Así que con la ayuda de Wiki-How te damos aquí cinco formas posibles para eliminar las manchas de óxido tanto de la ropa como de piezas oxidadas!

 

1. LIMÓN Y AGUA. Ideal para remover manchas sobre tela. Sólo hay que aplicar limón sobre la zona afectada y usar agua para enjuagar. Lavar normalmente. Si la mancha no se va, podemos repetir el proceso agregando sal y dejando actuar por algunas horas antes de lavar.LIMON

2. LIMÓN Y SAL. Estos dos ingredientes juntos son muy efectivos a la hora de quitar manchas en general, y con el óxido particularmente funcionan muy bien. Lo que hay que hacer es cortar un limón por la mitad y “mojar” una de las mitades en sal fina. Frotar el limón y la sal sobre la mancha o la pieza oxidada hasta que ya no quede sal en el limón y exprimir la fruta sobre el óxido. Dejar actuar un par de horas, cepillar y enjuagar.

3. VINAGRE BLANCO. Es un elemento ideal para remover manchas de óxido en objetos de metal. Lo ideal es sumergir la pieza oxidada en el vinagre y dejarlo algunas horas, dependerá del tipo de metal y cuán dañada esté la pieza. Luego hay que frotar con un cepillo y enjuagar y quedará como nuevo.

4. BICARBONATO DE SODIO. Un clásico a la hora de remover manchas. Hay que disolver partes iguales de bicarbonato de sodio y agua en un recipiente hasta obtener una consistencia espesa. Esparcir la preparación sobre el objeto a limpiar. Podés ayudarte con un cepillo de dientes en desuso, que es muy efectivo para piezas pequeñas o con muchas rendijas. Dejar reposar hasta que se seque y luego remover, quitando los trozos de masa seca con las manos. Quitar el resto con un cepillo.

5. LIJA Y CEBOLLA. Este método es perfecto para remover manchas de óxido de piezas de acero inoxidable. Tomar un papel de lija muy fino y frotarlo suavemente sobre la mancha alternando con una rodaja de cebolla que también frotaremos sobre ella. Enjuagar con agua caliente.

 

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Usted puede utilizar las etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

www.scriptsell.netwww.freepiratemovie.com